Verano de cine.

Verano de cine:

            Pues sí. Lo confieso. Me he pasado un verano de cine. Sin más. Y no por lo de lo que asistencia a las salas se refiere, no, he frecuentado poco las salas, sino porque me ha resultado de lo más aprovechado (he hecho mil cosas, qué raro, como siempre) y, así mismo, de lo más revitalizante y relajante. Vamos, que no he parado, a la vez que he desconectado. Un lujo, vaya.

            Pero se acabó lo que se daba, toca vuelta al redil, regreso a la rutina. Hay que volver a laborar y a la dictadura del reloj. A ganarse el pan, se ha dicho, para luego en vacaciones despilfarrar. A madrugar y plantearse objetivos que en la mayoría de los casos no se cumplirán (véase mi lucha eterna contra los kilos de más, entre otros mil horizontes por alcanzar). En definitiva, vuelta a la cruda realidad.

            Pero nada de victimismo. A disfrutar. Que en todo en la vida hay mil aspectos positivos de los que poder gozar. Muchos. Como volver a mis sesiones de cine y poder compartirlas con vosotros, mis “hoymevoyalcinemaniacos”.

            Por ahora, os dejo, con mis impresiones de las pocas películas que he podido ver en este caluroso mes de agosto. Vamos con ellas.

Sigue leyendo «Verano de cine.»

La valentía de crear.

            Pocas cosas tan difíciles como crear. Partir de la nada y lanzarse al mundo de generar ideas que se materializarán en algo concreto: una película, una canción, una novela, un edificio, un poema, … Ponerse al descubierto. Desnudarse emocionalmente ante la audiencia, ante el público, ante el ciudadano, ante la humanidad, … y mostrarles lo que uno lleva dentro, aquello de lo que uno quiere hablar, expresar, hacer sentir a los demás. Nada tan difícil como la creatividad, en la que no se parte de fórmulas prestablecidas, leyes físicas, ni principios biológicos, …no, sino del vacío, del folio en blanco, del Word sin caracteres, del boceto sin pinceladas, del guion sin diálogo, sin palabras, … Y hacer y rehacer, y emocionarse y frustrarse y volver a empezar, y creer en tu idea, para luego volverse “agnóstico” o incluso “ateo” de ella. Para rematar algún día, si es que se llega a rematar, y ser juzgado. Primero la obra en sí, el resultado, y luego el uno mismo, el creador, el autor. Valientes ellos todos. Muy admirables los que crean. Toda mi devoción, aunque sólo sea porque lo intentan.

            Voy a ver dos obras tan opuestas como unidas por la pasión de crear. Vamos con ellas.

Sigue leyendo «La valentía de crear.»

¡Oh, la, la! Doble de buen cine francés.

Esta semana empezó Cannes, el festival francés (y mundial) por antonomasia. Durante varios días se proyectarán en el festival de la Croissette, gran parte de las películas que harán nuestras delicias este año en nuestros cines. De dichas proyecciones saldrán algunas de las películas más presentes en la próxima temporada de premios (como ya lo hicieron el año pasado “A hero”, “La peor persona del mundo”, “Compartimento nº6”, “Drive my Car” o “Titane”, entre otros…). Cintas de gran calidad que conseguirán que nuestras ansias cinéfilas sean colmadas y pasemos algunos de nuestros mejores ratos del próximo año en compañía de todos aquellos personajes ideados o moldeados por reconocidos directores e interpretados por igual de reconocidos actores. Pero habrá que esperar a que termine para conocer cuáles son esos los elegidos que provocarán nuestros deleites cinematográficos en futuras tardes en la sala oscura. Deseando estoy de conocerlos. No me pienso perder ninguna.

Sigue leyendo «¡Oh, la, la! Doble de buen cine francés.»

Cuestiones de amor, amistad y azar.

Veo en mi última tarde doble de cine dos interesantísimas cintas del mejor cine de autor europeo. Las dos viene precedidas por muy buenas críticas del último festival de Cannes, donde incluso alguna arañó algún que otro premio.  Las dos son totalmente opuestas en forma, una de ellas de estética híper-cuidada y de lo más “cool” y bella, la otra de lo más realista-feísta, árida y dura. Pero es curioso que las dos hablan de lo mismo. De seres desconocidos a los que el azar tiene a bien de unir, generando en ellos un caos emocional, en los que amistad, amor y sexo, les mantendrá absolutamente descolocados, desorientados, perdidos, … Dos obras de lo más interesantes y originales, a las que me entrego en cuerpo y alma y que me regalan dos sesiones de buen cine en torno a seres solitarios en busca de comprensión y cariño (como todo quisqui, vaya). Vamos con ellas.

Sigue leyendo «Cuestiones de amor, amistad y azar.»

Programa 108.»Hoy me voy al cine». Radio.

¡Hola, “hoymevoyalcinemaniacos”!!!

Ya estamos aquí de nuevo. Una semana más. Es fin de semana y toca nuevo podcast de “Hoy me voy al cine”, el programa cinematográfico semanal que todos los viernes, a las 10:00 horas, emitimos en LH MAGAZIN radio.

Y llegamos a tope de información cinematográfica: taquilla, estrenos, mundo cine, bandas sonoras, premios, ….

Tampoco faltarán nuestras impresiones de las últimas películas que hemos visto:

Sigue leyendo «Programa 108.»Hoy me voy al cine». Radio.»

Secretos y mentiras.

Veo en mi tarde de cine dos películas que no tienen nada que ver. La primera un drama seco, árido, directo, contundente en torno al aborto en la Francia de los 60. La segunda, un thriller policial sobre la corrupción, de todo tipo, en la España de hoy en día. Ninguna tiene nada que ver. Ni en fondo ni en forma. Tampoco en resultado (una es muchísimo mejor que la otra). Pero ambas están protagonizadas por dos personas que tendrán que guardar secretos y mentir para su propia supervivencia.

Sigue leyendo «Secretos y mentiras.»

De “malos tipos” y “peores personas”.

Es curioso como dos películas tan antagónicas y opuestas, una cinta independiente nórdica y una película de animación americana para niños, puedan estar tan conectadas. Las dos, en el fondo hablan de lo mismo. Del conflicto interior que provoca a sus protagonistas lo que esperan de ellos aquellos que les rodean y lo que, a diferencia, su naturaleza les pide. De ser honesto con uno mismo o dejarse llevar por los demás, de seguir los instintos personales, aunque sean primarios y nada bien vistos, o venderse a los cánones y normas establecidos por la “adocenada” sociedad.

Sigue leyendo «De “malos tipos” y “peores personas”.»

Héroes cotidianos.

A veces no hace falta ponerse una capa para ser un héroe. Ni siquiera tener superpoderes. No es necesario lanzar fuego por los ojos, mover las cosas a golpe de chasquido o teletransportarse en un abrir y cerrar de ojos. No. Simplemente se necesita valentía, verdad, bondad y honestidad.  Y para eso no es necesario lanzarse a multiversos o universos extraños, a planetas desconocidos ni lugares lejanos. No. Los tenemos alrededor nuestro. Hombres y mujeres de verdad, sin ningún tipo de poder ni facultad paranormal, pero que, EN EL NOMBRE DEL BIEN, se ponen el mundo por montera con tal de conseguir que nuestro planeta sea un lugar un poco mejor y que sus habitantes disfruten de una superior realidad. Son héroes de carne y hueso. De verdad. Tangibles. Palpables.

Sigue leyendo «Héroes cotidianos.»

Los amores difíciles.

A los amores les pasa como a los aires, que a veces son difíciles, como bien escribía la fantástica (D.E.P.)  Almudena Grandes en una de sus novelas y como bien saben, entre otros, los gaditanos o los que pasamos nuestras vacaciones en tierras de nuestra amada Cádiz. Que nos venga el tiempo de Poniente, deseamos siempre, acogedor y agradable. Amable y disfrutable. Ligero y suave.  Pero que no llegue el de Levante. ¡Ese no, horror!! Que lo complica todo. Que consigue que la estancia sea insoportable y a veces hasta imposible. Que llega a provocar que la gente enloquezca y les “explote” la cabeza. Que hace, que, a pesar de estar en el espacio más maravilloso del planeta, tengamos que ausentarnos, dejarlo, porque la experiencia es todo menos placentera.

Sigue leyendo «Los amores difíciles.»

«La abuela”. ¿Quién dijo miedo?

“Reloj no marques las horas, …” dice el bolero. Y es que hay miedo. Miedo al final. A que se vayan pasando los minutos, pero no de la película que vemos, sino de nuestra existencia. Vivimos el presente, marcados siempre por nuestro pasado, pero con inquietud por ese futuro incierto que no sabemos nunca que nos deparará.

Sigue leyendo ««La abuela”. ¿Quién dijo miedo?»