¡Maldito “hype”!!!

No hay nada como acudir a una película con el “hype”, como se dice ahora en “moderno”, muy alto o, lo que es lo mismo, ir a ver una nueva cinta con las expectativas por las nubes. Básicamente porque a veces lo que uno visualiza no es, o no se parece, a lo que uno ha imaginado y, como es lógico, sale con la sensación de haber disfrutado menos o, lo que es peor, mucho menos de lo que esperaba. Es lo que me pasa con las dos cintas que voy a ver la semana pasada, las cuales, curiosamente, comparten temática. Las dos hablan de eso tan interesante como son los lazos de sangre o esas relaciones familiares tan difíciles de romper y en las que, cuando hay amor de verdad, duelen siempre, pase lo que pase, y más cuando realmente pasa algo. Sigue leyendo “¡Maldito “hype”!!!”

Rarezas (de calidad) en la cartelera

Dedico mi sesión doble a lo que llamo yo una tarde de rarezas. La primera, no porque sea una película extraña, al contrario, es cine norteamericano de lo más convencional y comercial. Su punto de extrañeza radica en el hecho de que la crítica haya alabado de tal manera una película sobre strippers ladronas en la que sale Jennifer López y en la que, encima, dicen que la actriz portorriqueña lo borda y tiene posibilidades de que la nominen al Oscar (a mejor actriz secundaria) e incluso ganarlo. La cosa me escama. Sigue leyendo “Rarezas (de calidad) en la cartelera”

Trincheras del amor

La mera casualidad hace que las dos películas que elijo para mi tarde de sesión doble de cine tengan una característica en común: ambas tratan de dos parejas cuyo amor no acaba de realizarse del todo al estar separados por un muro físico (absolutamente real, nada de metáforas) que les impide vivir de manera natural sus emociones. En el primer caso, los protagonistas, viven en edificios contiguos Sigue leyendo “Trincheras del amor”

Cuando lo antiguo se hace moderno

Curiosamente, las dos películas que elijo para mi sesión doble de esta semana comparten mucho en común. Ambas, formalmente están realizadas desde el mayor de los clasicismos, respiran aroma de cine de otro tiempo, son películas de época y parecen rodadas también en otra época, pero, curiosamente, ambas a su vez desprenden modernidad, por diferentes motivos (totalmente opuestos, ahí sí que difieren), por todos los poros, convirtiéndose en dos propuestas muy interesantes y recomendables dentro de la cartelera actual. Vamos con ellas directamente. Sigue leyendo “Cuando lo antiguo se hace moderno”

¡Gracias, Woody!!!

Si me hicieran la típica pregunta, a modo de juego de, si te dejaran elegir vivir en una película (al más puro estilo “La rosa púrpura del Cairo”), ¿cuál sería?, lo tengo claro (con permiso de “La La Land” y demás musicales), en una de Woody Allen. Me encantaría ser uno de esos personajes “intelectualoides”, casi demodés y rebosantes de cultura por cada uno de sus poros, que deambula  por ese Nueva York mágico que nadie como él sabe retratar y dejarme llevar por una de sus tramas casi “vodevilescas”, Sigue leyendo “¡Gracias, Woody!!!”

El regreso de Amenábar

Lo que más me gusta de Amenábar es saber de qué va ir su próximo proyecto. Siempre es una sorpresa. Uno piensa y asocia al director español con el mundo del suspense (probablemente, porque sus primeros títulos estaban más orientados a ese perfil cinematográfico) pero la realidad nos demuestra que Amenábar salta de un género a otro, de una época a otra, de un mundo a otro, con la facilidad con la  que un adolescente hace zapping frente al sofá. Y me encanta eso de él. Es valiente. No se acomoda. Arriesga. Se la juega en cada una de sus películas. No se queda en su zona de confort (como le encanta decir a la generación “millenial” y a los adictos a los libros de autoayuda). Para nada. Al contrario Sigue leyendo “El regreso de Amenábar”

Maldita seas, muerte

La muerte es como esa persona que se presenta en tu fiesta a pesar de no haber sido invitada y no sólo se planta de la manera más inadvertida y descarada, sino que encima amarga la velada a ti y a todos los presentes. Se cuela allí sin más. Sin avisarte. Y te descoloca. Te amarga. Te destroza. Te desgarra. Te hunde. Te llena de rabia, ira, frustración, desolación, amargura, impotencia, … al ver que se lleva, de la manera más injusta y caprichosa, a tus seres más queridos para siempre, en muchos casos Sigue leyendo “Maldita seas, muerte”

Aferrarse al pasado

Pocas cosas hay tan demoledoras como el Alzheimer. Esa tremenda enfermedad que poco a poco va devorando tus recuerdos y que casi sin darte cuenta acaba con tu propio ser. Sabemos de su efecto devastador los que de una manera u otra estamos en contacto con dicho mal por familiares cercanos. En mi caso, mis dos abuelas, dos mujeres fuertes y poderosas, de las que han sido capaces de sacar a sus familias adelante pese a la adversidad, Sigue leyendo “Aferrarse al pasado”

Mis básicos de Agosto

Agosto es mi mes menos cinéfilo. Y, que quede claro, no por falta de ganas. Sigo leyendo sobre cine, informándome de lo que se cuece en el panorama cinematográfico y enterándome de lo que es más “trending topic” del panorama del celuloide allá en todos los confines de la tierrra. Pero lo que se dice introducirme en una sala oscura y disfrutar de un festín de tarde de cine, poco. Más bien nada Sigue leyendo “Mis básicos de Agosto”

Lo mejor del año 2019 (parte 1)

Hemos pasado julio y, con ello, más de la mitad del año y como suele ser costumbre llega el momento de mirar para atrás y ver cuáles han sido las películas que más nos han gustado de lo que llevamos de 2019. Estas son las mías. Sigue leyendo “Lo mejor del año 2019 (parte 1)”