Previo Goyas 2019

El próximo sábado, 25 de enero, se entregan los premios Goya o premios gordos (después de unas semanas en la que hemos conocido los Feroz, los Forqué o las medallas del círculo de Escritores, entre otros) del cine español. Si algo he podido comprobar en este 2019, una vez más, es de la calidad que goza nuestro cine. Y no sólo de ello Sigue leyendo “Previo Goyas 2019”

Lo mejor (y lo peor) del año (2019)

           El 2019 fue un gran año de cine. De hecho, nos regaló 12 meses de buenísimas obras en lo que al arte del celuloide se refiere. De ahí la dificultad de hacer un top con las mejores 20 obras. Son muchas, de hecho, las películas que se han quedado fuera, pero a modo general, y pudiendo variar unas y otras de posición, nada es definitivo, así quedarían mi lista de preferidas del año (al cual he añadido un top exclusivo de cine español, de cine infantil, a petición de mis hijos y de mis sobrinos, así como un top con las pelis que más me decepcionaron). Sigue leyendo “Lo mejor (y lo peor) del año (2019)”

Pura miseria

Escribo este blog desde mi privilegiada situación. Tuve suerte en la ruleta de la fortuna (me salió cara cuando el destino tiró mi moneda) y me tocó nacer en una familia acomodada que me permitió estudiar y vivir un montón de grandiosas experiencias (viajar, aprender idiomas, leer, ver cine, exposiciones, ir a conciertos, …) que han dado lugar a la persona que soy hoy en día. Siempre me he sentido afortunado Sigue leyendo “Pura miseria”

¡Maldito “hype”!!!

No hay nada como acudir a una película con el “hype”, como se dice ahora en “moderno”, muy alto o, lo que es lo mismo, ir a ver una nueva cinta con las expectativas por las nubes. Básicamente porque a veces lo que uno visualiza no es, o no se parece, a lo que uno ha imaginado y, como es lógico, sale con la sensación de haber disfrutado menos o, lo que es peor, mucho menos de lo que esperaba. Es lo que me pasa con las dos cintas que voy a ver la semana pasada, las cuales, curiosamente, comparten temática. Las dos hablan de eso tan interesante como son los lazos de sangre o esas relaciones familiares tan difíciles de romper y en las que, cuando hay amor de verdad, duelen siempre, pase lo que pase, y más cuando realmente pasa algo. Sigue leyendo “¡Maldito “hype”!!!”

¿Quién dijo miedo?

Acudo en el día de Halloween al cine. Y qué mejor que una película de miedo para tal indicado día. Me decanto por la que se vende como la secuela de esa obra maestra del terror que es “El Resplandor”, de Stanley Kubrick. Una película que marcó mi infancia con ese Jack Nicholson correteando, hacha en mano, por los pasillos de ese mítico hotel, el “Overlook”, poseído por el maligno espíritu que habita en tal solitaria morada.  Me encanta ese filme, como me encantan algunas de sus imborrables escenas que se han quedado pegadas en el “disco duro” de mi retina y de mi cerebro y que siguen estremeciéndome cada vez que las veo. Sigue leyendo “¿Quién dijo miedo?”

Maldita seas, muerte

La muerte es como esa persona que se presenta en tu fiesta a pesar de no haber sido invitada y no sólo se planta de la manera más inadvertida y descarada, sino que encima amarga la velada a ti y a todos los presentes. Se cuela allí sin más. Sin avisarte. Y te descoloca. Te amarga. Te destroza. Te desgarra. Te hunde. Te llena de rabia, ira, frustración, desolación, amargura, impotencia, … al ver que se lleva, de la manera más injusta y caprichosa, a tus seres más queridos para siempre, en muchos casos Sigue leyendo “Maldita seas, muerte”

Lo mejor del año 2019 (parte 1)

Hemos pasado julio y, con ello, más de la mitad del año y como suele ser costumbre llega el momento de mirar para atrás y ver cuáles han sido las películas que más nos han gustado de lo que llevamos de 2019. Estas son las mías. Sigue leyendo “Lo mejor del año 2019 (parte 1)”

La gran Binoche y el “salvaje” luminoso

Hablaba hace unos días de Isabelle. La Huppert, me refiero. Y me refería a ella como ese tipo de intérpretes que son símbolo de calidad y que su mera presencia en una película suele ser señal de que allí algo bueno se cuece (normalmente, claro, siempre hay las excepciones que confirman la regla) y que solo por sus artes interpretativas merece la pena pagar el precio de la entrada a la película que protagonizan. Se me ocurren varios nombres, Sigue leyendo “La gran Binoche y el “salvaje” luminoso”

El chico country y Madame Huppert

Siempre he tenido la sensación de que en otra vida fui un vaquero o un “cowboy” cabalgando en las praderas del Lejano Oeste. Y si no ha sido así, confieso que no me importaría serlo. Me encanta la sensación de planitud (también la de plenitud, ¿quién no aspira a alcanzarla algún día, no?), la tranquilidad de los espacios abiertos, las camisas de cuadros (¿Quién sería yo sin una camisa de cuadros?), el relajo del poder ver siempre el horizonte (soy más de meseta que de bosque, más de mar abierto que de frondosa vegetación, raro que es uno, que le voy a hacer), fumar un Marlboro duro o mascar tabaco viendo el atardecer bajo un sol brillante y reluciente en un paisaje rojizo y melancólico  y, por supuesto, el “Country”. Sigue leyendo “El chico country y Madame Huppert”

“Mais oui, cést bon!!!!”. Buena tarde de cine francés

 

Elijo para mi tarde de cine, una sesión doble de cine francés. Ninguna de las dos películas me atrae a priori un montón, pero tampoco me importa verlas. Vienen precedidas por buenas, aunque no excelentes críticas, pero tampoco tienen mala pinta. Disfruto, un montón, he de decirlo, de ambas y me voy a casa contento con la sensación de que mi inmersión en la cinematografía del “oui, madames et monsieurs”, ha merecido la pena. Vamos allá, o “allons-y”, como dirían nuestros compatriotas galos. Sigue leyendo ““Mais oui, cést bon!!!!”. Buena tarde de cine francés”