Cerrado por vacaciones II (El)

Y terminó Julio y llegó EL, Tom Cruise, y lo petó, con un peliculón de acción que no se pueden perder ninguno. Había leído que esta nueva entrega de “Misión imposible” era la mejor película de acción de la década, junto a “Max Fury”; que era “El caballero oscuro” de la franquicia protagonizada por el personaje de Ethan Hunt. Yo no puedo asegurar o atreverme a decir si es así o no Sigue leyendo “Cerrado por vacaciones II (El)”

Cerrado por vacaciones I (Ellas)

Me despido del blog hasta septiembre con estos dos posts de los que hablaré de los últimos visionados veraniegos, antes de lanzarme de lleno a la vida rural y al turismo, al esparcimiento y al jolgorio, a la tranquilidad y también al máximo cachondeo. De cabeza directo: ¡¡¡¡a las vacaciones! En este primer post comentaré dos películas muy unidas por la importancia de la presencia femenina en pantalla. Dos películas totalmente opuestas, pero unidas en su defensa absoluta de la mujer, por el ensalzamiento absoluto de sus féminas protagonistas, en las que encontramos, curiosamente, que el defecto de la primera es precisamente la virtud de la segunda, lo que hace que sean dos propuestas absolutamente contrarias pero perfectas para una sesión doble como la que yo me hice. Vamos con ellas Sigue leyendo “Cerrado por vacaciones I (Ellas)”

De Truebas y Vampiros

“Casi 40” (Dir: David Trueba):

Me gusta todo lo que hace David Trueba. Me gusta su cine y su manera de escribir, al menos sus artículos periodísticos. De sus novelas solo puedo decir que me estoy leyendo una de ellas, “Saber Perder”, y aunque me encuentro en el primer tercio, me está encantando (os la recomiendo aún sin haberla terminado). Así que me acerco a “Casi 40” con ganas, muchas, y más cuando por lo que sé, ésta se plantea como una especie de continuación no real (no es una segunda parte, ni habla de los mismos personajes, pero en esencia podrían serlo) de su primera película, “La buena vida”, la cual no he vuelto a visionar desde su estreno, pero de la que guardo un muy buen recuerdo. En aquella, los mismos actores, Fernando Ramallo y Lucía Jiménez, se enfrentaban a las primeras dudas ante la vida que se plantean en la adolescencia, si no recuerdo mal. Y lo hacían con naturalidad y frescura. Y yo me enganché a su historia y sus diálogos. O al menos eso dice mi nostálgica memoria. Sigue leyendo “De Truebas y Vampiros”

Grandes actores para ¿grandes películas?

Hay actores y actrices que merecen el precio de una entrada por sí solos. Su presencia llena la pantalla y solo por el visionado de sus interpretaciones merece la pena el acercarse a una sala de cine. Se me ocurren muchos casos: Meryl Streep, Kate Winslet, De Niro, Ralph Fiennes, Cate Blanchet, Elena Anaya, Jessica Chastain, Candela Peña, Amy Adams, Bardem y Penélope, Juan Diego, Ryan Gosling, Emma Stone, Eduard Fernández, … Y podría seguir añadiendo la lista y no acabar nunca. Porque haberlos hay muchos. El problema es que a veces las películas que protagonizan no están a la altura de sus recitales interpretativos y se quedan a medio camino de lo que son y lo que pudieron ser. Sensación que me ha recorrido con las tres películas que he visto en la última semana. Vamos con ellas. Sigue leyendo “Grandes actores para ¿grandes películas?”

Al rico “blockbuster” de verano

Ahora que es época de verano es época de “blockbusters”. Los estudios sacan su “armamento” duro y llenan la cartelera de dinosaurios, transformes, increíbles, piratas del caribe, vengadores y demás familia, con el fin de llenar las salas con la mayor cantidad de público familiar posible. Y entre esas muchas películas predominan las precuelas y secuelas, de las que se suele decir siempre el siguiente lema: “Nunca segundas partes fueron buenas”. Pero no, no siempre es así, y para ello me remito a las dos pelis que he podido ver esta semana en pantalla, las cuales, aunque puede que no mejoren sus entregas previas, porque ya eran muy buenas Sigue leyendo “Al rico “blockbuster” de verano”

El orgullo de ser distinto

Ahora que estamos con las celebraciones del Orgullo Gay, que mejor que recomendar dos títulos, que tuve la suerte de ver la semana pasada, ambos protagonizados por un personaje homosexual. Uno una película, el otro un documental, pero un mismo resultado: dos obras llenas de pasión y de buen cine, en las cuales se reivindica la diferencia dentro de esta sociedad heteronormativa que intenta imponer las normas de unos pocos, olvidándose que el concepto de normalidad es una cosa absurda prestablecido por unos pocos afortunados desde el punto de vista histórico, que deja fuera a un montón de seres maravillosos que por su supuesta diferencia (repito, establecida por unas normas retrógradas y arcaicas) no tienen cabida en la supuesta “Sociedad normal”. Estos filmes nos vuelven a demostrar Sigue leyendo “El orgullo de ser distinto”

Dos grandes películas para un gran verano

Empieza el verano, para mí la mejor estación del año, y con ella alguna de las mejores cosas que tiene la vida: el sol, el mar, la playa, el tinto de verano, las terrazas, las tertulias sin prisa, la piscina, los conciertos al aire libre, los chiringuitos, la ensaladilla rusa, las camisetas y las sandalias, el calor, el moreno, las siestas, trasnochar, las fiestas de los pueblos, el turismo, el salmorejo, los atardeceres frente a la costa, las cañas fresquitas, las verbenas, el no trabajar, el chiringuito, las barbacoas, el no madrugar, …. Y, por que no, también el gran cine, ya que muchos estudios aprovechan esta temporada para estrenar, es momento de tiempo libre, algunos de los títulos más esperados del año. Y éste, ha empezado por todo lo alto con dos grandes títulos muy recomendables, muy diferentes entre sí, eso sí, uno una película de terror otra una comedia, pero a la vez muy cercanos, ya que en ambos se habla de un mismo tema muy universal: la maternidad (esa arma de doble filo). Sigue leyendo “Dos grandes películas para un gran verano”

Europa, el falso Paraíso

Me acercaba con curiosidad a las dos pelis que he visto esta semana. Dos pelis de cine de autor estrenadas en el circuito de festivales y que venían precedida de muy buenos comentarios. Las dos son perfectas para una sesión doble, como la que yo me hice, ya que están muy unidas por una misma temática: en ambos casos se desmonta la imagen de la idílica Europa en la que creemos vivir para mostrarnos una realidad bastante descorazonadora. Una Europa llena de racismo y desigualdad y donde las diferencias socioeconómicas siguen siendo brutales, factores que hacen que la imagen “paradisiaca” del continente en el que creemos vivir esté muy lejos de lo que a uno le gustaría soñar.            Dos películas muy interesantes desde el punto de vista de la trama pero que, personalmente, me dejaron un poco extenuado por su demasiada marcada naturaleza de arte y ensayo. Cine demasiado sesudo, vaya. Grandes ideas, en definitiva, pero agotadoras. Me explico. Sigue leyendo “Europa, el falso Paraíso”

El “envenenado” poder de la elección

Hace unos años, concretamente en el año 2013, una de las películas que más me cautivaron de esa temporada fue “La vida de Adèle”. Flagrante y merecida Palma de Oro en el festival de Cannes de ese año, la cinta francesa, dirigida por Abdellatif Kecchiche, nos mostraba el proceso de descubrimiento y de paso a la madurez de una adolescente, la Adèle del título, la cual conocía a otra mujer a la que acababa entregada en cuerpo y alma. La historia de amor lésbico entre estas dos mujeres me resultó  fascinante por muchos motivos pero sobre todo porque la manera de mostrar los sentimientos y emociones que trastocaban a nuestra joven y desorientada protagonista era tan real que más que una película parecía que estuvieras viendo un “trozo de vida”. Gran parte del acierto de esa maravillosa película recaía en la elección de sus dos inmensas protagonistas, Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, las cuales más que actuar parecía que estuvieran siendo cada uno de sus personajes. Una obra maestra. Sigue leyendo “El “envenenado” poder de la elección”

El soñador al que llamó el señor Steven

   jw_2

  Ya he visto la de los dinosaurios y quiero empezar este post con toda una declaración de intenciones, independientemente de lo que opine o no de la película: Mi total y absoluta admiración por J.A. Bayona. Que te llame por teléfono Spielberg y te diga, – Ey, nen, ¿te apetece rodar la nueva de mis diplodocus, que veo que no tienes nada de mala mano para esto de la cámara? -, para mi ya tiene todos mis respetos y es motivo suficiente para ponerle a la película todas las estrellas que merezca la reseña. Básicamente, porque si de algo habla el cine es de eso, de que todos podemos y debemos soñar, y que a veces solo es una cuestión de ponerle pasión y tesón a nuestras inalcanzables metas para que dichas hazañas se hagan realidad. ¿Quién de los que nos hemos intentado dedicar al cine no hemos dado un discurso al aire imaginándonos que nos dan un Goya, o por qué no, un Oscar? Yo mil veces, en mil atascos, por ejemplo. Por momentos, agarrado a mi volante, suelto mi “speech” cual “Al Pacino” de turno y me quedo tan ancho convencido de que algún día pasará (ahora ya no tanto, ay, la edad). Ingenuo de mí. O, ¿Cuántos niños, mi hijo, por ejemplo, Sigue leyendo “El soñador al que llamó el señor Steven”