De Truebas y Vampiros

“Casi 40” (Dir: David Trueba):

Me gusta todo lo que hace David Trueba. Me gusta su cine y su manera de escribir, al menos sus artículos periodísticos. De sus novelas solo puedo decir que me estoy leyendo una de ellas, “Saber Perder”, y aunque me encuentro en el primer tercio, me está encantando (os la recomiendo aún sin haberla terminado). Así que me acerco a “Casi 40” con ganas, muchas, y más cuando por lo que sé, ésta se plantea como una especie de continuación no real (no es una segunda parte, ni habla de los mismos personajes, pero en esencia podrían serlo) de su primera película, “La buena vida”, la cual no he vuelto a visionar desde su estreno, pero de la que guardo un muy buen recuerdo. En aquella, los mismos actores, Fernando Ramallo y Lucía Jiménez, se enfrentaban a las primeras dudas ante la vida que se plantean en la adolescencia, si no recuerdo mal. Y lo hacían con naturalidad y frescura. Y yo me enganché a su historia y sus diálogos. O al menos eso dice mi nostálgica memoria. Sigue leyendo “De Truebas y Vampiros”

El granuja galáctico y los 150 “followers”

Comienzo hoy con un post especial (normalmente publico uno cada 7 días) para celebrar que ya hay 150 seguidores del blog. Estoy muy contento de que seamos ya 150 personas inscritas (a algunos os parecerán pocos, pero a mí me parecen un mundo) y seáis muchos los que seguís mis recomendaciones sobre el cine. De hecho, también sois muchos los que me habéis hecho llegar vuestros comentarios positivos y vuestro apoyo (lo cual anima un poco a mi terrible inseguridad) diciéndome que lo leéis cada semana y os lo agradezco un montón.  También los ha habido negativos, de gente que no ha coincidido con mis puntos de vista, pero también los he valorado muchísimo ya que me han hecho pensar mucho sobre la diversidad de criterios y gustos y tratar de mejorar para mis posteriores entradas. Así que ahora espero continuar hacia adelante como mi querido lema dice, “to infinity and beyond” (palabra de “Buzzlightyear), y a ver si conseguimos ser muchos más. También espero que sigáis leyendo mis entradas, que sigáis añadiendo comentarios, así como os agradecería mucho si pudierais recomendarlas o divulgarlas allá donde os apetezca (Facebook, twitter, whatsapp, etc…). Yo encantado y súper, súper, agradecido.

fiesta2

       Y ahora, al lío. Porque ya hemos visto, fui con mi “family”, “Han Solo” (a él me refería en el título con lo del granuja galáctico y no a un servidor, ya me gustara) y esto es lo que nos ha parecido. Sigue leyendo “El granuja galáctico y los 150 “followers””

Cerrado (o casi) por vacaciones

Paradójicamente, es en vacaciones, cuando más tiempo libre tengo, cuando menos voy al cine. Es como esas reglas matemáticas que me encantan, y tan bien suenan, en la que “un algo” es inversamente proporcional a “otro algo” (en este caso, mi tiempo de ocio al número de entradas que compro). Y no es porque no me apetezca (nunca le digo que no a un estreno; de eso ni hablar), sino porque me dedico a hacer otras de las dos cosas que más me gustan en este mundo: viajar por allá donde pueda e ir a mi pueblo para disfrutar de mi familia y mis amigos. Y en caso de escaparme al cine (rara vez lo hago) suele ser a una película infantil con toda la familia. Y estos días que he tenido libre no han sido diferentes. Se dio el mimo caso. Así que me dispongo a compartir el único filme que he visto esta Semana Santa en pantalla grande, pero no la única experiencia cinematográfica que he tenido. Sigue leyendo “Cerrado (o casi) por vacaciones”

Una para niños y una de espías.

 

“Un pliegue en el Tiempo” / “A wrinkle in time” (Ava DuVernay):

Mi amigo Carlos de la Ruta, y alguno que otro más, el día que abrí este blog, me comentó si iba a escribir en este sitio sobre cine infantil. Y la respuesta no es otra que: ¡por supuesto! Me encanta ir con mis peques al cine y siempre que hay alguna película que pueda ir con ellos, allí que me los llevo, y así intento crear pequeños cinéfilos del mañana al más puro estilo de su papi (nada me hará más ilusión que podamos, cuando ellos sean mayores, ir al cine juntos durante muchos años, como yo hacía con mis padres). Además, creo que el cine es, como leer, viajar, conocer o experimentar, fundamental como herramienta educativa. Personalmente, a mí me ha resultado vital para entender muchos de los conflictos históricos, sociales, éticos, morales, en definitiva, humanos, de nuestro mundo. Me ha ayudado comprender, a conocer y a tener la mente un poco más abierta a la realidad que nos rodea diariamente. Así que, acerquen a sus retoños a la gran pantalla y no lo lamentarán. Es un consejo. Y ya de paso, en muchas ocasiones, podrán disfrutar de algunas grandes películas e, incluso, obras maestras, como ha sido el caso, en el año anterior, de la grandísima “Coco”. Disfrutarán ellos y más lo harán ustedes. Háganme caso. Sigue leyendo “Una para niños y una de espías.”