Sabores y sinsabores en la cartelera.

         Siguen llegando los estrenos y seguimos yendo al cine. O al menos un servidor. La cartelera se sigue llenando de películas muy esperadas por los cinéfilos que, por tema pandemia, se guardaban en cajones de productoras a la espera de encontrar el momento adecuado para poder ser estrenadas en salas. Y parece que han llegado esos días. Las cosas van mejorando y la vida va volviendo a su normalidad y  nosotros, individuos de a pie, ciudadanos de este lugar llamado mundo, empezamos a volver a disfrutar de nuestras pequeñas o grandes cosas. Desde pasear, a volver al bar, de ir a un museo, a disfrutar de una pequeña fiesta, desde escaparnos a la montaña o a la playa, disfrutar de un restaurante, coger un avión, o darle bien al palique en una buena tertulia en torno a una buena caña y, por qué no, una deliciosa croqueta de jamón … o con un té con pastas, cada uno a su rollo, que en la variedad está el quiz de todo.  ¡Qué felicidad! Retomamos nuestras rutinas.

Sigue leyendo «Sabores y sinsabores en la cartelera.»

Amores que matan.

Es curioso que la casualidad hace que vea esta semana tres películas absolutamente dispares pero conectadas por un hilo común. Las tres hablan de relaciones familiares difíciles, extrañas, en algunos casos casi patológicas, enfermizas, casi perversas… En un caso de pareja, en otros de padres e hijos, pero siempre con la misma relación de a dos. Amores que a pesar del daño que producen, del dolor que provocan, son imposibles de romper porque la sinergia biológica o simplemente de necesidad, la dependencia, está ahí. Inquebrantable, irrompible, inmutable. Para siempre.

Sigue leyendo «Amores que matan.»

Triple de Cine en Casa.

Ya empieza a ser casi una rutina. Como la de antes ir al cine. El maldito, maldito, maldito, maldito, maldito y maldito (¿he dicho maldito?) coronavirus y el mundo de las plataformas (HBO, NETFLIX, FILMIN, AMAZON, DISNEY +,…) están consolidando un nuevo modelo de consumir películas (ya sabéis que yo no estoy del todo de acuerdo, pero a quién le importa…) en el que muchas de los largometrajes se estrenan directamente en la pequeña pantalla. Es el caso de las tres películas de las que hablo hoy. Tres cintas tan diferentes entre sí por su disparidad de géneros,  como cercanas en su  buena calidad (cada una en su grado), que he disfrutado muchísimo en sofá, bajo manta, lo cual tampoco está nada mal. Una comedia, un thriller y un drama que han hecho que esta última semanas pandémicas tan caseras / hogareñas sean mucho más gratificantes y disfrutables. Ya sabéis mi lema. En casa o en la sala de proyecciones, pero siempre CINE. Vamos con ellas.

Sigue leyendo «Triple de Cine en Casa.»