La búsqueda de la felicidad de Dolan, el hombre invisible y una planta llamada “Little Joe”

Vuelvo al cine por segunda vez. La normalidad empieza a restablecerse en nuestras vidas. Y las rutinas que teníamos en “stand by” vuelven a ser una realidad. Es curioso que voy a ver dos películas que se presentaron por primera vez, ambas con críticas dispares, en el anterior festival de Cannes (2019), estrenándose después de la época en la que hubiera tenido lugar el finalmente anulado “Festival de la Crosisette” de este año 2020. Paradojas de la vida, y del COVID. Ambas, en cierto modo, hablan de lo mismo. De la búsqueda de la felicidad. En un caso por parte de un grupo de jóvenes en pleno momento de cambio. En el otro, son unos científicos los que tratan de encontrar genéticamente la clave de ésta. La primera la firma el “enfant terrible” del cine canadiense, el muy alabado “Monsieur” Xavier Dolan, la otra la emergente directora austriaca Jessica Hausner. Ambas me interesan, que no es poco, pero una me gusta más que otra. A ellas le añado una sesión extra de última hora de una película que dio mucho de qué hablar antes del confinamiento, “El hombre invisible”, cine de género, de terror, pero que en el fondo habla de lo mismo, de evitar esas cosas tóxicas que te hacen infeliz y te amargan la vida. La disfruto mucho. Vamos con ellas.

 

“Matthias and Maxime” (Dir: Xavier Dolan):

El inicio del nuevo filme del siempre interesante Xavier Dolan es de lo más prometedor. Una fiesta, una apuesta, la grabación de un corto y la filmación de la escena en la que dos grandes amigos, los Matthias (gran Gabriel D´Almeida) y Maxime (el propio director en su faceta de actor; su labor, personalmente, me gusta más como creador que como intérprete) del título, han de besarse ante la cámara. A partir de ahí la crisis. La de dos grandes amigos de trayectoria amorosa supuestamente heterosexual, que ven como la ligera línea entre la amistad, el amor y la pasión se ve totalmente tambaleada ante tal aparentemente insignificante beso cinematográfico. A partir de ahí la duda. Esa duda propia del periodo de juventud en el que todo son decisiones y cambios. Ya lo dice un personaje entrado en años a uno de nuestros jóvenes protagonistas. Hay que dudar. Son jóvenes. Es el momento de hacerlo. Luego todo se fija y ya no hay tiempo para los cambios. Y de eso hablará la nueva película del siempre creativo y estimulante Dolan. De ese momento de decisión (o quizá deberíamos decir de indecisión). De la crisis que provoca a nuestros protagonistas lo que sienten y lo que ellos creen que deben sentir. De ese duro momento en que uno decide mirar para adelante y arriesgar (a veces incluso todo) o simplemente aferrarse a lo rutinario, a lo establecido, normalizado. Dejarse o no dejarse llevar. Acomodarse o arriesgarse. Dejarse fluir por el corazón o frenar por el cerebro. El eterno debate de la vida, más patente aún en los años jóvenes. Y el resultado es una bonita historia de amor y amistad, tan sugerente como atractiva, en la que asistiremos a ese vaivén de emociones de nuestra pareja de amigos-amantes. Todo ello contado con lo mejor y lo peor del “niño mimado” del cine de autor actual (del cual, yo, con sus más y sus menos, me declaro fan absoluto). Lo mejor: su potente estilo visual, su inmejorable uso de la música, la belleza de sus imágenes, su acertado análisis de personajes, su fino sentido del humor, su personal y poderoso lenguaje creativo, …. Lo peor: una cierta tendencia al histrionismo, la exageración y un cierto histerismo, así como una trama demasiado alargada con ciertas subtramas un poco innecesarias que hacen que a su metraje le sobren, al menos en este caso, aunque no se haga larga para nada, algún que otro minuto.

matthias_2

            Una película muy recomendable que habla de sentimientos y, en definitiva, de la vida, concretamente de una, la de Matthias y Maxime, esos amigos desde el colegio en continua búsqueda de esa cosa, tan difícil y a la vez tan fácil de alcanzar, llamada felicidad.

“Little Joe” (Dir: Jessica Hausner):

Y si Matthias y Maxime intenta buscar la felicidad a través de su cuerpo y de su alma, en “Little Joe” lo hacen a través de la mutación genética. A ello dedica su vida la protagonista (gran Emily Beecham) de esta película austriaca. Concretamente al desarrollo de una planta manipulada genéticamente, la “Little Joe” del título, cuyo cuidado provoca la felicidad absoluta de aquel que sea su dueño y le dedique su tiempo. O no. Porque con los genes no se juega. Y la felicidad no llega de la nada, sino que se busca, se trabaja, se cuida. De esto habla esta original propuesta que empieza como un sencillo cuento distópico (el de una madre entregada a su trabajo y su utópica planta, así como a su único hijo, que verá como su vida se va al traste cuando el “engendro” botánico que ha creado, su particular “Frankenstein” vegetal, se apodere tanto de su vida laboral y familiar, casi sin apenas darse cuenta) y termina como una especie de pesimista pesadilla con un final opuesto a todo lo que la bienintencionada bióloga tenía entre sus planes. Y el resultado. Correcto. Sin más. Una pena. Porque tras un inquietante y original inicio, hipnótico, diferente, original y prometedor, y un tanto perturbador desarrollo, su final no aguanta el tirón y pierde fuerzas en un desenlace tan previsible como carente de la emoción que, tal sugerente pieza futurista, hubiera requerido.  Un quiero y no puedo, con sus cosas buenas, pero sin la calidad suficiente para definirla como algo altamente recomendable. Curiosa. Sin más.

Joe_2

“El hombre invisible” / “The invisible man” (Dir: Leigh Whannell):

A “El hombre invisible” le pasa lo contario que a “Little Joe”. Es una película que va “in crescendo”. Tras un correcto inicio, la cosa se viene arriba y es un no parar hasta el final. Dos son las cosas que hacen grande a esta película en torno al popular personaje de la casa Universal, el hombre invisible, una, su gran sentido del suspense, el cual te engancha y te atrapa hasta el final, y dos, una Elizabeth Moss, perfecta, que se deja la piel en el asador de esta mujer maltratada, la cual no se librará tan fácil como ella piensa de su atormentado y “nada nítido” marido. Con un guion lleno de giros, más o menos cuestionables, pero que llenan de sentido del espectáculo el filme y con una puesta en escena tan sencilla como efectiva, “El hombre invisible” se erige como un notable entretenimiento ideal para los que disfruten con las pelis de sustos y gritos. Una perfecta metáfora del maltrato y de todos esos obstáculos y elementos tóxicos que uno ha de sortear en la vida para evitar la infelicidad. Y si no, que se lo digan a Elizabeth, la cual sufre de lo lindo, machacando su cuerpo y su corazón, defendiendo con uñas y dientes con todo lo que haga falta su integridad para conseguir su único fin, ser de una vez por todas, feliz. Muy recomendable.

invisible_2

P.D: Busquen y encuentren su felicidad. Sea como sea. Viajando, yendo al cine, haciendo deporte, comiendo, bebiendo, amando, … o enrollándose con amigos de la infancia, tirando de los efectos de plantas de la “felicidad” (recurso muy utilizado por cierta parte de la población, todo sea dicho) o evitando, en la manera de lo posible, eso siempre, toxicidades y vibraciones negativas, como en estas tres películas. Sea como sea, sean felices o, al menos, inténtelo. La cosa, merece la pena.

 

4 comentarios sobre “La búsqueda de la felicidad de Dolan, el hombre invisible y una planta llamada “Little Joe”

  1. Ahí, ahí, cogiendo ritmo… esto va viento en popa!
    Las dos primeras no las conocía, ni creo que las conozca 🙂

    La del hombre invisible, sí me llamó la atención el trailer, a la actriz no la conozco,
    ya que no vi el cuento de la criada, donde se hizo famosa, creo,
    pero me llamó la atención en la entrevista en El Hormiguero…
    Anotada queda!

    Del director, no sabía ni que era el de Upgrade (gracias Pedro),
    qué no está mal para un rato, pero esperé más.
    Ni mucho menos sabía que era el director de la obra de arte, qué para mí, es “Saw”.
    Como saben mis compis, “no soy de pelis de miedo” pero Saw, es brutal…
    must saw, qué dirán los ingleses jejeje

    Gracias por los aportes!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Benja. Estoy seguro de que “El hombre invisible” te va a encantar. Muy entretenida y disfrutable. Y con una actriz fantástica ( que puede incluso conseguir nominación por esta película, a pesar de ser tan de género). Las otras dos no las veo tu estilo. Ya me dirás si la acabas viendo. Un abrazo, contrablogger.
      Felipe

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s