Monumental “Dune”.

Hay cintas que, más allá de ser buenas, malas, mejores o peores (que todo depende de los gustos, nunca se olviden de ello “hoymevoyalcinemaniacos”; cada uno es cada uno, con sus “cadaunadas”), llegan a la cartelera con el “sambenito” bajo el brazo de “Película Fenómeno”, de “Largometraje Acontecimiento”, de “Cinta del Momento”, con todo lo bueno y malo que ello conlleva. Son obras que vienen precedidas de mucha expectación y de las que se habla largo y tendido antes, durante y después de su estreno en salas. Vienen precedidas por mucho “bombo”. Por mucho jaleo promocional y otro tanto de verborrea cinéfila. Este es el caso del largometraje que acaba de desembarcar, por todo lo alto, en nuestras salas de cine. “DUNE”.  

Sigue leyendo «Monumental “Dune”.»

Amores que matan.

Es curioso que la casualidad hace que vea esta semana tres películas absolutamente dispares pero conectadas por un hilo común. Las tres hablan de relaciones familiares difíciles, extrañas, en algunos casos casi patológicas, enfermizas, casi perversas… En un caso de pareja, en otros de padres e hijos, pero siempre con la misma relación de a dos. Amores que a pesar del daño que producen, del dolor que provocan, son imposibles de romper porque la sinergia biológica o simplemente de necesidad, la dependencia, está ahí. Inquebrantable, irrompible, inmutable. Para siempre.

Sigue leyendo «Amores que matan.»