A por el Goya II

Me faltaba de ver solo una de las películas que competirán como mejor filme del año en los Goyas de esta edición. Como ya había comentado en mi post anterior, ya había disfrutado de las sobresalientes (y muy recomendables) “Dolor y Gloria” y “La trinchera infinita”, así como de las notables y más irregulares, aunque no por ello menos disfrutables, “Lo que arde”, lo nuevo del siempre interesante y vanguardista Oliver Laxe, y “Mientras dure la guerra”, la nueva cinta del valioso, aunque no del todo regular, Amenábar. Me quedaba por ver lo nuevo de Zambrano, autor de dos obras que me gustaron muchísimo en su momento de estreno. Me refiero a su valiente y brava ópera prima “Solas”, así como a su emocional y nostálgica “Habana Blues”. Tenía, por eso, curiosidad por ver su nuevo filme y más aún al alcanzar nominación al premio grande de la noche del cine español cuando nadie lo esperaba. Vamos con ella. Esto es lo que me hizo sentir “Intemperie”.

 

“Intemperie” (Dir: Benito Zambrano):

Con “Intemperie” me pasa algo curioso. Me gusta su trama, su temática, sus actores, su ambientación y su puesta en escena, su música y su esencia de western. Me gusta básicamente todo. Hasta su canción final, interpretada por la siempre fantástica Silvia Pérez Cruz, en los créditos. Y no solo eso, sino que la veo sin pestañear y sus 104 minutos se me pasan sin que me entere. Volando. Pero salgo del cine sin sentir haber visto una obra redonda. Y no sé muy bien por qué. Quizá porque en un año de tan buena calidad en el cine tanto internacional (“Historia de un matrimonio”, “Joker”, “Parásitos”, “El Irlandés”; “Le Mans 66”, …) como nacional (las anteriormente mencionadas, así como “Ventajas de viajar en tren”, “Los días que vendrán”, “La hija de un ladrón”, …) quizá ya necesito propuestas más originales y que me sorprendan más. Probablemente su exceso de clasicismo y su enfoque tradicional (tanto en lo narrativo como en lo visual) me impiden dedicarle elogios más exacerbados a la que, por otro lado, no deja de ser una notable cinta sobre la terrible España de la posguerra española.

La trama es muy sencilla e interesante. Posguerra española. Un niño trata de huir del capataz de cacique de un pueblo. Quiere dejar atrás su pueblo y llegar a la ciudad. Entre medio la “Intemperie” del título o el pasaje más desolador, solitario, arduo, seco e indómito que uno pueda imaginar (de ahí, junto a su espíritu de aventura, su esencia de western ibérico). Muchos obstáculos que vencer. Un capataz obsesionado con cazarlo y devolverlo al pueblo. Y poca ayuda. O, mejor dicho, una única, la del pastor de buen corazón que se cruzará en su camino y que hará que sus vidas cambien para siempre.

intemperie

            La temática también interesa: el abuso de poder en esa España llena de miseria y hambre tras la contienda nacional y en la que los más necesitados poco tenían que hacer ante los corruptos y despiadados caciques (y demás “jauría”) que campaban a sus anchas con la injusticia como bandera.

A eso se suma que sus tres actores están fantásticos. El niño Jaime López es todo verdad. Qué decir del siempre impecable Tosar, el cual nos vuelve a regalar uno de sus personajes “bombón”. Pero se lleva la palma, personalmente, y entiendo perfectamente su nominación como secundario a los Goya, el siempre correcto (aquí incluso más) Luis Callejo. Da miedo. Desprende maldad. Y con apenas, lo cual  hace todo más interesante, cuatro gestos.

Además, la peli entretiene y emociona. Y se ve de un suspiro. Pero, como digo, no acaba de ser el peliculón que uno pudiera esperar ante la combinación de tan cuidados elementos. Todo lo que hay dentro es positivo pero su combinación no llega a la etiqueta de superior. Cual receta, que, teniendo los mejores y más elaborados ingredientes, no acaba de rematar en gusto ante el exigente paladar del comensal (como diría Jordi en “Masterchef”). O, como siempre digo yo, cuestión de gustos, porque tengo varios amigos a los que la cinta, sin más, les ha encantado. A mí me gustó, sin más. La verdad no la tiene nadie. Así que solo se me ocurre decirles una cosa: juzguen ustedes mismo. No hay mejor criterio, créanme.

 

 

 

2 comentarios sobre “A por el Goya II

  1. Cómo se nota que estás ahí cogiendo sitio para Los Goya!
    Visionando todo lo habido y por haber 🙂
    Suerte en tus predicciones… que como no aciertes, nos lanzaremos a la yugular jejeje

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s