Buen nuevo cine español para empezar un buen año nuevo

Si la semana pasada hablaba de dos películas españolas con las que no había empezado muy bien mi estreno en salas de cine para este nuevo año (recuerden que yo soy profesor y para mí el año nuevo y los buenos propósitos comienzan el 1 de Septiembre, o como leí hace poco, que me encantó: los dedicados a la tiza deberíamos celebrar la Nochevieja el 31 de Agosto, tal cual, esa es “LA FECHA”), esta semana me he resarcido viendo dos buenas películas de directores nóveles o casi nóveles que me han encantado y absolutamente les recomiendo.

 

“Carmen y Lola”. (Dir: Arantxa Echevarría):

La primera se llama “Carmen y Lola” y es la ópera prima de la directora Arantxa Echevarría. Una obra que, desde que se estrenó en el festival de Cannes
en la Quincena de los Realizadores, solo había recibido halagos y buenas críticas. En ella, la directora vasca, nos cuenta una historia de amor imposible, o casi, con la novedad que aquí las protagonistas son dos mujeres y de etnia gitana. Rodada con actores no profesionales, todos ellos muy naturales, casi a modo de documental (realista pero poético, por su enfoque limpio, puro, discreto, sin adornos ni manierismos, pero bello), “Carmen y Lola” es una muy bonita y valiente historia de amor con gran trasfondo social. Bonita porque el romance que vivirán estas dos mujeres de raza está contado de una manera muy sencilla, pero muy creíble, donde en todo momento podremos sentir las emociones de romance y pasión que vivirán entre ellas. Y valiente, y necesaria, porque es todo un canto de libertad para todas esas mujeres que no pueden disfrutar libremente de su sexualidad sea cual sea y que viven aún asfixiadas bajo el yugo de una sociedad aún muy machista, por desgracia todavía en muchos lugares de este mundo. Una película nada compleja pero potente, dura pero preciosa y que nos recuerda en cada momento lo afortunados que somos cuando podemos vivir y sentir libremente lo que queremos porque simplemente no hay nadie que nos lo impida. Todavía hay muchas mujeres, y hombres, todo hay que decirlo, que no gozan, desgraciadamente, de la misma fortuna. Lo cual nos deja al salir del cine, como decía mi amiga Carmen, con todo un nudo, aunque haya esperanza, en la garganta.

CarmenyLola

            Una última cosa: Gran ópera prima (posiblemente futuro Goya a la dirección novel) como grandes son sus dos protagonistas, sin las cuales no habría película, perfectas Zaira Morales y Rosy Rodríguez, también posibles ganadoras del Goya a la mejor actriz revelación ¿Quién ganaría? No sé. Qué pena que no pueda haber premio compartido, porque realmente ambas lo merecen, como merecen una vida mejor sus dos enormes personajes.

 

“Las distancias” (Dir: Elena Trapé):

Iba con miedo a ver “Las distancias”. En principio las referencias y críticas eran todas muy buenas. Además, venía de ganar los premios principales a mejor película, director y actriz en el Festival de cine español de Málaga, lo cual era buena señal. Pero la advertencia de mi amigo Carlos, cinéfilo como yo, de que no le había gustado y que resumía la película con la frase, “gente rara haciendo cosas raras y que solo camina por la calle” (me parto con sus visiones de las pelis, son tronchantes), me hacían estar un poco en alerta antes de que empezara el filme. Pero no, no fue así. “Las distancias”, el segundo largometraje de Elena Trapé, autora de la anterior “Blog” (no pude verla a pesar de los buenos comentarios), me atrapó desde el principio y me hizo interesarme por este grupo de amigos desnortados y sin rumbo por las gélidas calles de Berlín. La premisa es muy sencilla y muy interesante: un grupo de amigos se presenta sin avisar desde España en el nuevo hogar de uno de los miembros de la pandilla en la ciudad de Berlín para celebrar el cumpleaños de este. El supuestamente sorprendido (interpretado muy convincentemente por Miki Esperabé, en un registro muy alejado de su frecuente vena cómica), no recibirá la sorpresa como ellos pensaban y a partir de ahí el caos, o, mejor dicho, el reflejo de una crisis generacional, o de un grupo de amigos que ven o se dan cuenta de como sus sueños y ambiciones, sus aspiraciones y sus endebles, aunque supuestamente fuertes, relaciones se van o se han ido al garete. Gente que ya no tiene nada en común sobre la que se van agrandando esas distancias, tanto reales, Barcelona-Berlín, como metafóricas a las que se refiere el título. Y en el medio, los temores de siempre: el amor, el desamor, el sexo, la realización personal, el matrimonio, las nuevas oportunidades, las que se van, la falta de triunfo e ilusiones, la maternidad, en fin, una vez más, la vida. Una película amarga y no fácil de ver en la que no pasa mucho, tiene lugar en un solo desquiciante fin de semana largo, pero en la que se habla de muchas pero muchas cosas. También sencilla pero también potente. Lo mejor, aparte de ese guion lleno de sorpresas: 1) el reparto, perfecto, cada uno en sus roles, con una magnífica Alexandra Jiménez a la cabeza (casi segura nominación al Goya a actriz protagonista) como esa Olivia embarazada y totalmente a la deriva a dos meses de dar a luz a su retoño (si pueden véanla en Versión Original, el paso del catalán al castellano de los actores es fantástico); 2) el uso en la trama de ese himno generacional que fue “Al amanecer” de Los fresones Rebeldes, canción que me toca muy de cerca porque me encanta y me trae muchos recuerdos personales, como a nuestros protagonistas.

Distancias2

            Una buena película de cine independiente (“felizmente antipática” como muy bien definía el crítico de “El País” Javier Ocaña) sobre seres que se niegan a madurar (o como muy bien los identificaba Isabel Coixet “… porque es muy difícil ser adulto cuando uno tiene una edad en el carnet, otra en el corazón y 12 años en la cabeza…”) para todos aquellos que gusten de historias mínimas, pero con mucho poso. Abstenerse, eso sí, gente en crisis personal. Esta no es su (bonita pero demoledora) película.

4 comentarios sobre “Buen nuevo cine español para empezar un buen año nuevo

  1. Diseinto de lo que dice Felipe sobre “Las Distancias”, a mí no me gustó nada. Dadas las críticas, será que no he sido capaz de ver algo, pero así fue, la película me irritó. Coincido en que está bien interpretada, bien dirigida, resulta real, pero le vi dos defectos graves. Uno, es lentísima, para mostrar a alguien aburrido y solo, habría que buscar otro modo aparte de que la cámara le enfoque un rato mientras no hace nada con cara triste. Así se transmite claramente el problema, es verdad, pero a costa de aburrir al espectador. O, en el mismo sentido, para indicar que una persona sigue a otra por la calle durante un rato, habrá que buscar otro modo aparte de enfocarles andando y andando y andando. Poco ingenio le veo en eso. El otro defecto me parece peor, los problemas que tienen los personajes son incomprensibles, deben de ser graves teniendo en cuenta las cosas tan chocantes que hacen, pero no se explica ni se indaga en ello, simplemente se les ve haciendo cosas raras y al final resultan unos chalados y, la verdad, antipáticos, no importa nada lo que les pueda ocurrir. Por supuesto, como no hay ni planteamiento ni nudo pues tampoco hay desenlace, ellos han dicho cosas, han pasado ratos desagradables, cuando termina el fin de semana se separan y todo sigue parecido. Dentro de un par de fin de semanas podría repetirse algo similar. En fin, que salí de la película de pésimo humor. (Y es que la gente no es así, retorcida, agresiva sin motivo, desconsiderada … es mucho más normal y mucho más simpática, empezando por el propio Felipe de nuestro blog)

    Me gusta

    1. iHola Carlos!!

      Ante todo, no sabes la ilusión que me hace que sigas el blog y que encima hayas hecho un comentario. Me ha encantado tu crítica y en cierto modo te puedo dar la razón. Y puedo entender que haya gente que no le guste nada la película y salga enfadada y de mal humor de ver a esta gente tan rara dando tumbos sin saber muy bien por qué. Pero es que yo sí que creo que hay gente así (créeme, he visto muchas personas así a mi alrededor). Gente que se niega a madurar y que sigue viviendo sin afrontar que hay que asumir etapas y que no se puede vivir eternamente como un adolescente. Gente que cree que toma decisiones adultas (me caso porque hay que casarse, tengo un hijo porque todos lo tienen, me dedico a tal profesión porque todos me lo aconsejaron,…) pero que no está preparada ni se va a tomar nunca la molestia de hacerlo nunca. Gente eternamente en crisis porque no sabe quien es, ni quiere saberlo ni nunca lo sabrá.Por ello que me enganché al film, aunque como tú no acabe de entender a esta panda de desnortados, estos inmaduros un tanto “freakis”, haciendo un poco el absurdo por las calles de Berlín. Me enganché y me apiedé de ellos. Porque en el fondo lo que me daban era mucha pena. Y por eso, aunque siga muy bien sin entenderlos, me gustó y me atrapó la película. Ya seguiremos hablando de ella porque, la verdad, tiene mucha tela (de la mala o de la buena, según se mire). Un abrazo.

      Felipe.

      Me gusta

  2. Estás que lo tiras Felipe, cuatro pelis españolas seguidas. Me matas!

    Hasta en el telediario se hicieron eco del revuelo de la pelicula de las chicas en la comunidad gitana.
    Eso es publicidad gratuita y lo demás tonterías…

    La otra ni la conocía!
    Mola lo que nos puede transmitir el cine a cada persona.
    Es más, incluso a la misma persona, dependiendo el momento, la misma peli podría resultarle diferente…

    Aplaudo los comentarios de Carlos y tuyo anteriores…
    Me habéis picado con esa peli, es más, una compi mía por leerte iba a ir a verla jejeje
    Ya le diré que comente aquí sus impresiones 😀

    A seguir al pie del cañón!

    PD. Me niego a que los profes tengáis dos nocheviejas!! noooooooo
    jejejeje

    Me gusta

  3. Hola Benja!!

    Eso es lo que tiene, la música y cualquier arte. Lo que a mí me encanta a otro le horriza y viceversa. Así se crea el debate y no es tan aburrido. Hoy mi amigo Carlos incluso planteaba buscar más gente que hubiera visto la película y hacer un debate. Es verdad que no es una película fácil, pero sí que te puede atrapar, como lo hizo conmigo.
    En fin!! Pero al menos vemos propuestas diferentes en el cine español.
    Ahora, de hecho, entro en 10 minutos a ver “Todos lo saben”. Me muero de ganas de verla. Cruzo los dedos. Porque espero mucho mucho.
    Un abrazo, amigo.

    Felipe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s