De crisis existencialistas y puntos de inflexión.

La vida es ese sinuoso y difícil camino en el que nunca sabes qué es lo que te va a deparar. A veces, el camino es sencillo, llevadero y agradable. Es más. Muy placentero y disfrutable. A eso es lo que aspiramos todos. Pero en otras, el sendero se va estrechando, oscureciendo, haciendo angosto y dificultoso, llegando a ser, en ciertas ocasiones, impracticable y mínimo, obligando a uno a cambiar de ruta, de recorrido.

Sigue leyendo «De crisis existencialistas y puntos de inflexión.«

Divertida España cañí.

Tenemos muchas cosas malas los españoles, lo sabemos. Pero también muchas buenas. Desde la siesta, al tinto de verano, la tortilla de patatas, a la tertulia infinita, la fiesta, las tapas, la verbena, el ir de cañas, la paella, el aceite de oliva y la dieta mediterránea, la juerga, el sol, el rollo chiringuito, la importancia de la amistad, y la familia (¡ay, la, “máma”!!!, pronúnciese con acento en la primera A), en definitiva, el saber disfrutar de la vida, el saber gozar del día a día, el sacarle oro a la cotidianidad y rutina … algo a lo que se añade eso tan maravilloso que es el saber reírnos de nosotros mismos.

Sigue leyendo «Divertida España cañí.»