Mis Favorit@s (o la alegría de ser ya más de ¡¡¡200!!!!!):

Esta semana he podido ver en acción a dos de mis actrices favoritas, Rachel Weisz y Emma Stone, en una película que, curiosamente, se titula “ídem de ídem”, es decir, “La favorita”. De la primera me enamoré en “El jardinero fiel” (esa apasionante, emocionante y triste historia que me sigue removiendo cada vez que la veo) y desde entonces no me pierdo ninguna de sus pelis, donde me demuestra siempre su gran capacidad interpretativa (este año, sin ir más lejos, aparte de la cinta que nos toca, en “Disobedience”). A la segunda, Emma Stone, empecé a prestarle más atención en “Criadas y señoras” (y eso que en aquella película casi era la que menos destacaba), pero
desde entonces he disfrutado de cada uno de los papeles a los que ha dado vida, estando en algunos casos, véase “Birdman”, “La batalla de los sexos” y, sobre todo, “La La Land” absolutamente maravillosa. A estos dos prodigios de la actuación añadiré en mi lista de predilectas, cambiemos de palabra, a la tercera en discordia en esa cinta, Olivia Colman, actriz británica a la que había seguido poco la pista, pero a la que no pienso, después de lo que vi esta semana en pantalla, perderla de vista.

Y también añadiré a mi lista de favorit@s a los lectores de este blog. Pues si ellas son algunas de mis actrices preferidas, también confieso mi absoluta devoción por vosotros, mis “followers”, los que perdéis cada semana un ratito de vuestro preciado tiempo para leer mis personales e imperfectos posts e incluso escucharme en la radio. No sabéis lo feliz que me hacéis. Por eso os doy las gracias, porque en menos de un año habéis conseguido entre todos que seamos más de 200 y que yo esté más que pletórico y agradecido. Vosotros sí que sois mis predilect@s, mis preferid@s. Vosotros sí que sois mis FAVORIT@s. Así que seguiré escribiendo y soñando que quizá el año que viene seamos más, y qué todos, o al menos unos cuantos, sigáis leyendo estas líneas con la misma ilusión y pasión con la que yo las escribo.

 

“La favorita” / “The favourite”. (Dir: Yorgos Lanthimos):

“La favorita” es una gran película y yo la disfruté un montón. Eran muchas las ganas que había por ver qué había hecho el “loco” de Lanthimos (para los que no conozcáis al director griego, éste se caracteriza por crear propuestas radicales, al borde del absurdo, de lo políticamente correcto y lo éticamente establecido; un “moderno”, como se suele decir, vamos; “moderno” por el que, por otro lado,  yo siento absoluta devoción). Es verdad que todos coincidían que esta era su película más asequible y “mainstream” (para el gran público, vaya) y efectivamente lo es. Porque “La favorita” es ante todo una entretenida cinta protagonizada por dos mujeres rivalizando por el trato de favor (de ahí el título) de la Reina Ana (la última de la dinastía de los Estuardo; papel encarnado por la británica Olivia Colman) en pleno comienzo del siglo XVIII. Ellas son la condesa de Malborough (Rachel Weisz), mano derecha, al menos hasta entonces, de la inestable y bipolar monarca, y la joven Abigail Masham (Emma Stone), una joven desheredada y prima de la anterior que ha venido a recuperar su sitio en la nobleza (del cual fue despojada cuando su padre la vendió en una partida de cartas).Una historia que se presenta como una entretenida y teatral pieza de cámara, ambientada en plena corte, en torno a la ambición, el poder y las ansias de este, bien sea por necesidad de medrar o bien por mera supervivencia.

favorita2

       Pero, aunque la historia sea de carácter histórico, su narrativa tradicional y su ambientación absolutamente naturalista (se rodó, por ejemplo, con luz natural exterior y velas en el interior), el toque “Lanthimos” está ahí, y eso, si cabe, la hace aún más grande.

¿Dónde está la radicalidad de su propuesta? En su estilo visual (con usos de todo tipo de planos desenfocados, o grabados con grandes angulares o, incluso, ojos de pez); en el uso de su música (en donde encontraremos piezas clásicas acordes con la época, el Barroco, y de otras etapas, como el Clasicismo y el Romanticismo, pero también fragmentos de la mayor contemporaneidad y el uso de disonancias de los más inquietantes, o, por qué no, una canción de Elton John); en  unos diálogos rápidos, vibrantes, inteligentes, llenos de sarcasmo e ironía, inteligentes, llenos de perversidad, alevosía y gran sentido del humor; escenas casi surrealistas (ese genial baile en la corte con Rachel Weisz entregada al “bailoteo” cortesano) que hacen más rico un guion, de por sí ya brillante, y donde, de manera muy inteligente, se analiza la parte menos humana y más vil del ser humano (marca de la casa “Lanthimos” de nuevo). En definitiva, Lanthimos 100 %.

Eso sí, podré alabar la trama, la puesta en escena, sus diálogos, lo cuidado de su producción…en fin, mil factores (de ahí sus 10 nominaciones a los Óscars), pero, personalmente, creo que hay una cosa a destacar por encima de todo y es sus tres actrices para los cuáles no hay calificativos suficientes. Las tres se dejan el cuerpo y el alma para dar vida a este interesante trío cinematográfico (que quedará para la posteridad) y regalarnos tres interpretaciones de Matrícula (¿Por qué no existe un premio conjunto que se les pueda dar a las tres?): Olivia Colman absolutamente magistral como esa monarca ciclotímica, hecha polvo física y emocionalmente y con pocas herramientas ya para gobernar a un país; Rachel Weisz increíble como esa maquiavélica, manipuladora e intimidadora condesa “maneja a todos y todas”; y, por último, y no por ello peor esa Emma Stone maravillosa como “dominada convertida en dominadora” que luchará con uñas y dientes por conseguir su deseado estatus en la corte. Tres joyas para una brillante, que mejor término, y muy recomendable película.

 

“Border” (Dir:Ali Abbasi):

Reconozco que fui con pereza a ver “Border”, ya que lo que vendían como una historia de amor y sexo entre Trolls, sí habéis leído bien, me hacía estar un poco reacio, por su temática, a esta propuesta. Pero las buenas críticas, comentario y premios recibidos (por ejemplo, fue la ganadora del Gran Premio en la sección “Un certain regard” del festival de Cannes de este año, donde fue toda una revolución/revelación desde que se estrenó; o, sin ir más lejos, una de las películas más nominadas a los premios de la Academia del cine europeo de este año; en definitiva, un “must”, como se dice ahora en lenguaje “millenial”) me obligaron a decidirme definitivamente a su visionado. Y tengo que decir que todo lo que se dice de la película es verdad, desde su temática (en serio va de dos trolls que se encuentran, se enamoran y se dejan el alma y el cuerpo, literal, sin escatimes, en su relación) a su calidad ( es verdad que es una película muy original, de gran calidad, valiente, diferente, innovadora, con una muy interesante lectura de la diferencia, y de como lo que está normalmente establecido como bueno, puede que no lo sea tanto, por ejemplo, el humano, el cual no deja de tener su condición más vil y repugnante). En fin, que no puedo decir que este drama nórdico con toques de cine fantástico, impecablemente interpretada por sus actores, bien rodada, entretenida y muy interesante, con grandes aciertos, como su maquillaje (de ahí su nominación al Oscar en dicha categoría) sea mala, porque no lo es. Ni tampoco puedo decir que me desconectara de la historia de esta policía que siempre se ha sentido diferente, sin saber muy bien por qué, con un sexto sentido y un olfato  extremo para desenmascarar a mentirosos y viles pasajeros en el control de aduanas en el que trabaja, que verá como su mundo se desbarata (me encanta esta palabra) cuando conozca a alguien que le hace sentirse como un igual y, en definitiva, feliz, porque no me desconecté en ningún momento. Pero he de reconocer que quizá la propuesta, valorando su calidad y su valentía, su honestidad y su fuerza, para un servidor fuera “too much”, ya que salí del cine, estremecido y sacudido, y con ganas de algo de lo más ligero y liviano.

border2

 

“Gente que viene y ¡Bah!!” (Dir: Patricia Font):

Y fue por eso por lo que me metí después de ver “Border” en esta ligera comedia española (mi cuerpo no estaba para mucho trote) la cual, para no alargarme más, os resumo en dos líneas. “Comedieta” entretenida y agradable de nuestra filmografía que igual de bien que se ve, de rápido que se olvida. Lo contrario a la propuesta anterior, salvo en las interpretaciones (aquí un puñado de buenos actores españoles que cumplen, algunos mejor que otros), en el sentido de que todo lo que no tiene de innovadora, radical, inolvidable, y valiente, esta propuesta lo tiene de agradable y facilona. Cine de no mucha calidad, pero con el que pasas un rato agradable y divertido en el cine. Como el ying y el yang, ya ven ustedes. Pero es lo que tiene el cine, que hay de todos los gustos y para todos. A seguir dejándonos sorprender, al menos yo. Hasta pronto mis más de 200 seguidores (qué bien suena, por favor).

gente2

12 comentarios sobre “Mis Favorit@s (o la alegría de ser ya más de ¡¡¡200!!!!!):

  1. Enhorabuena por esos 200 seguidores, ahora a por mas! Yo creo que hice el 201 asique ya a conseguir otro hito. Hacía tiempo que te seguia en «la sombra» y mira que este Benja es un poco pesado(tienes ahí un buen relaciones públicas):
    —Pero dale al botoncito! sigue a Felipe!… Que vas a ser el 200…
    pues no llegue a tiempo! Bueno tampoco habia premio verdad?
    Me encanta mucho tu trabajo, sigue asi! Me tienes enganchado a tus podcast y todos los viernes estoy esperando tener un hueco para «enchufarte». Me gusta el formato mucho, ademas que me sirve para ver que hay otras cosas en el cine a parte de las peliculas palomiteras con trailers efectistas.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, corsario negro!! Me anima mucho tu comentario. A veces tengo mis dudas de si seguir con el blog y el programa de radio, pero leyendo comentarios como el tuyo me animo un montón a seguir adelante. Espero no cansaros y que sigáis siendo fieles, como Benja. Un saludo:

      Felipe.

      Me gusta

      1. iMe parto!! Soy un despiste. Ya sabes que cinéfilo un rato, pero despistado más. Un abrazo grande y prometo esta semana varios post s y un programa el viernes con espíritu de “más y mejor”. Que esta semana he abandonado mi blog absolutamente. Gajes laborales. Ya sabes. Un abrazo. Felipe.

        Me gusta

  2. A mí también me cansó Border: bien hecha, bien actuada, con temas muy profundos y bien desarrollados… pero me fui del cine diciendo “nunca jamás volveré a verla”.

    Esta cámara a mano tan insistente, estos primeros planos tan cerca de las caras todo el rato… uff!

    Me gusta

Responder a hoymevoyalcine Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s