Grandes actores para ¿grandes películas?

Hay actores y actrices que merecen el precio de una entrada por sí solos. Su presencia llena la pantalla y solo por el visionado de sus interpretaciones merece la pena el acercarse a una sala de cine. Se me ocurren muchos casos: Meryl Streep, Kate Winslet, De Niro, Ralph Fiennes, Cate Blanchet, Elena Anaya, Jessica Chastain, Candela Peña, Amy Adams, Bardem y Penélope, Juan Diego, Ryan Gosling, Emma Stone, Eduard Fernández, … Y podría seguir añadiendo la lista y no acabar nunca. Porque haberlos hay muchos. El problema es que a veces las películas que protagonizan no están a la altura de sus recitales interpretativos y se quedan a medio camino de lo que son y lo que pudieron ser. Sensación que me ha recorrido con las tres películas que he visto en la última semana. Vamos con ellas.

“Ocean´s 8” (Dir: Gary Ross):

Correcta. Esa es la palabra que se me ocurre para definir la nueva entrega de la saga Ocean. Si en las dos anteriores era George Clooney, como Danny Ocean, el que encabezaba esa banda de estilosos ladrones al acecho del golpe perfecto, ahora es Sandra Bullock la que toma el relevo, como hermana de Danny, siendo la encargada de poner en marcha el plan maestro para el robo de una joya multimillonaria que la retirará para siempre del mercado laboral. Y si en aquella Clooney se rodeaba de un grupo de atractivos e ingeniosos actores (desde Matt Damon a Brad Pitt), ahora aquí serán un grupo de 8 también atractivas e ingeniosas mujeres las que ayudarán a la Bullock a “pegar el gran golpe”. Básicamente una versión #metoo de la franquicia. Una revisitación del género desde un punto absolutamente femenino. Lo cual prometía mucho.

Ocens8_1

       Y el resultado, pues correcto. Entretenido como cualquier filme de atracos. Veraniego cual blockbuster propio de esta época, pero sin mucho más. O no, porque si algo destaca en esta cinta dirigida por Gary Ross, es el gran elenco de actrices que llenan de poderío, atractivo y encanto cada uno de sus personajes. Cada una de ellas perfecta, desde Cate Blanchet, a Mindy Kaling, a Rihanna, Helena Bonham Carter, … en cada uno de sus roles. Pero si a alguien cabe destacar, entre toda la troupe de “ladronas de guante blanco”, es a una entregada Sandra Bullock como jefa de la banda (no se donde leí que le faltaba carisma, discrepo) y, sobre todo, a la reina entre las reinas de esta potente corte, una estupenda Anne Hathaway, que vuelve a demostrar su versatilidad, la cual, con menos minutos en pantalla, se lleva el gato al agua y roba toda la función. Solo por disfrutar de todas ellas me mereció la pena el visionado de este correcto, pero no más, repito, filme.

Nota: Mucha atención a la lista de cameos en la fiesta del MET (impresionante).

 

“No te preocupes, no llegará lejos a pie” / “Don´t worry. He won´t get far on foot” (Dir: Gus van Sant):

Y algo parecido sentí en la nueva y esperada, al menos por mí, película de Gus Van Sant (director de películas tan especiales como “Elephant”, “Mi nombre es Harvey Milk”, “Todo por un sueño”, “El indomable Will Hunting” o “Mi Idaho privado”), protagonizado por un trío de ases que dan toda una lección de lo que es ser un buen actor. Me refiero a Joaquin Phoenix, perfecto una vez más (¿nueva nominación al óscar?), el cual se entrega en cuerpo y alma a la piel de este dibujante de cómics que se quedará tetrapléjico tras un accidente de coche (basado en la historia real John Callahan); a Jonah Hill, al cual asociamos a su faceta más cómica, quien nos demuestra aquí su vena dramática en el papel de una especie de gurú de autoayuda líder espiritual de sesiones de Alcohólicos anónimos (también perfecto como Joaquin y también posible nominación al Oscar) y Rooney Mara, luminosa como esa mujer que empezará ayudando a nuestro protagonista para convertirse en algo más (quizá el personaje más desdibujado y con menos desarrollo dramático y por eso un tanto más cojo, aunque tenga la suerte de contar con el rostro de esta magnética actriz). Un trío de actores entregados que perfectamente mereció el precio de mi entrada al cine.

lejos_2

       Y bien, los actores: impecables. La película: pues irregular. Y no porque esté mal, que no lo está, sino porque no acaba encontrar el tono definitivo que la convierta en una obra completa. Muy interesante, sobre todo en lo bien que muestra lo terrible de tener una adicción y el arduo camino para salir de ella, y entretenida, la historia de este “outsider” enganchado al alcohol engancha, valga la redundancia, pero no definitiva, quizá por un montaje lleno de saltos que acaba restando tensión dramática, quizá por no acabar de encontrar el término medio entre comedia irreverente y drama de superación personal, no sé… Lo que sí sé es que es un largo lleno de elementos positivos (los actores, la música, la trama, el humor nada correcto, …), aunque diferentes, que la convierten en una especie de rareza interesante para los amantes de películas alternativas de la cartelera actual. Conclusión: para los que disfrutan del cine más independiente y para los fans de los tres actores.

 

“En la playa de Chesil” / “On Chesil beach” (Dir:Dominic Cooke):

Y otra grande, como Joaquin Phoenix, es la actriz que protagoniza este drama basada en la novela de McEwan del mismo título, “En la playa de Chesil”. Se llama Saoirse Ronan, y a pesar de su corta edad, se ha convertido una de las actrices mejores de su generación y de la actualidad cinematográfica de hoy en día (grandes son sus recreaciones en pelis como “Expiación”, “El gran hotel Budapest”, “Brooklyn” y “Lady Bird”). Y no vuelve a fallar. Y nos vuelve a demostrar su gran fuerza en papeles dramáticos. Como tampoco falla su partenaire, el novel, Billy Howle, más que correcto en su papel de enamorado, el antagonista de esta historia. Pero sí falla un poco el resultado final, a pesar de que la historia a base de flashbacks de esta pareja en su difícil noche de bodas es fabulosa, y se queda a medio camino de ser un gran drama de amor truncado. La historia, lo comentado en las líneas previas: una pareja absolutamente enamorada encara su noche de bodas con ilusión y miedo. A partir de ahí dos realidades: la de cómo se fraguó su bonita historia de amor a base de flashbacks y la de su entredicho futuro a partir de esa noche de bodas que no será para nada como esperaban. Y entre medias, una muy interesante reflexión sobre la pareja, sobre el noviazgo y el matrimonio, sobre el sexo y el amor, sobre el equilibrio entre pasión y cariño, en definitiva, sobre la vida.

playa_1

       Una triste historia, aderezada con una gran banda sonora, a base de temas de jazz y música clásica (ella es una violinista; y el papel de la música en la historia será muy importante) que nos hará reflexionar sobre ese fascinante y misterioso tema que es la pareja y el matrimonio.

Interesante. Sí. Pero no concluyente. Lo cual no acaba de ser una pena. Una pena porque la puesta en pantalla no acaba de alcanzar la perfección de la trama, de los interpretes y de esos temas de Mozart que tan importantes serán en la historia, y acaba dando lugar a un filme que se deja ver e interesa, pero sin llegar a ese sentimiento de arrebatamiento absoluto que tanto pedía la triste historia de esta encantadora pareja británica, que bien se merecía algo más, como ellos.

4 comentarios sobre “Grandes actores para ¿grandes películas?

  1. Qué difícil es elegir bien una película para un ‘gran’ actor…
    De tu lista seguro que hay casos de fiascos, y casos de malas elecciones (por aceptar o rechazar un papel)
    Lo que sí es verdad es que esos grandes actores ‘llenan’ la pantalla!

    Por amigismos, por dinero, …, muchas veces se ven obligados a hacer papeles que igual no les llenan.
    Su ritmo de vida, a lo mejor, no les permite esperar el papel perfecto…

    La chica pelirroja, la tengo en mis tareas pendientes… aún no hemos coincidido.

    A Phoenix, le conozco más, pero me pasa que siempre, aparte de ser muy camaleónico en sus papeles, me recuerda al papel de mi adorada Gladiator y a su hermano River… y no acabo de cogerle el punto en los últimos años… mea culpa…

    Y del remake de la saga Ocean´s… uff, no sé yo si no se habrán columpiado los productores.
    La de eleven me encantó, tenía aire fresco, pero ya meter con calzador esta versión femenina… no sé yo.
    Pero bueno, aplaudiremos la idea y la veremos como dices, porque todas las de robos molan!

    La idea de Ocean`s, para quien no lo supiera, es un homenaje a los clásicos de los 50-60 del cine y la música
    A los ‘Rat pack’, en la que se juntaban los actores (Bogart, Dean Martin,…) y músicos (Sinatra,…)
    para hacer lo que más le gustaba, en plan amigotes… y es la idea que tomaron Clooney y Pitt 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s