Mujeres de armas tomar

Y si en el anterior post hablaba de “Capitana Marvel” repartiendo a diestro y siniestro en los confines del Universo para salvar la paz Inter espacial, hoy os hablo de otras dos mujeres de armas tomar, dispuestas a “patear el culo”, estas sí que sí, literal, con tal de llegar a conseguir el objetivo que mueve sus vidas, o al menos, en el último y complicado momento por el que están pasando sus vidas. Dos personajes llenos de fuerza y garra de los que las actrices se mueren por conseguir, todavía se siguen vinculando a los hombres, ya que pueden sacarles todo el jugo necesario para brillar con luz propia como intérpretes.
Mujeres de rompe y rasga, de armas tomar, dispuestas a que nadie ni nada les ningunee, o al menos en los planes que tienen para ellas. Dos thrillers, muy diferentes entre sí, pero de características similares, con dos contundentes personajes que llenan de vida y fuerza dos actrices todoterreno. Dos películas que nos vienen que ni al pelo para completar lo comentado sobre “Capitana Marvel” en esta la semana donde mujeres y muchos hombres recordamos al mundo que no debería existir otra cosa que aquello llamado igualdad.

 

“Destroyer. Una mujer herida” / “Destroyer” (Dir: Karyn Kusama):

Tenía muchas ganas de ver “Destroyer”. Una cinta que venía alabada por la crítica desde su estreno en el Festival de Toronto del 2018 y en el que todo el mundo elogiaba el gran trabajo realizado por Nicole Kidman (estaba en todas las quinielas de los Oscar de este año, aunque finalmente le arrebató el puesto, por sorpresa, muy grata, por cierto, Yalitza Aparicio, la gran protagonista de “Roma”). Reconozco que “Destroyer” es un potente “thriller”, que tiene una poderosa historia y que la Kidman se deja la piel y el alma para dotar de credibilidad a esta mujer atormentada por su pasado y sin un rumbo muy claro en este futuro incierto que le ha tocado vivir. Hasta ahí de acuerdo. Pero yo no me acabo de enganchar del todo a esta cinta independiente americana. La veo sin aburrirme, pero no me apasiona ni el tono ni la forma en la que una muy interesante historia (porque la trama lo es) ha sido llevada a la pantalla por su muy venerada directora Karyn Kusama.

destroyer

                El argumento nos cuenta de una manera desordenada y a base de diferentes flashbacks y saltos en el tiempo (quizá uno de los mayores aciertos de la película) la historia de Erin Bell, una teniente en Los Ángeles que en un pasado lejano se infiltró en una peligrosa banda de delincuentes. Su vida estará marcada por lo ocurrido en aquel entonces (hoy en día vive un tanto sin rumbo y es incapaz de entenderse con lo único que la mantiene unida un poco a este planeta, una hija adolescente e indomable, lo cual acrecienta su sentimiento de “desnorte” total). Algo que revive de nuevo cuando sepa que la banda y su jefe vuelven a operar en la ciudad e intente saldar cuentas con los días de su ayer.

Como digo, la historia es buena, pero yo no me acabo de entregar del todo a la cinta hasta su media hora final. Es verdad que este último tramo del largometraje me reconcilia en cierta manera con lo visto anteriormente y que me encanta como encajan las piezas y como en tu cabeza se unen todos los saltos en el tiempo que has percibido durante el metraje anterior. Pero no son motivos suficientes para que pueda mostrar un gran entusiasmo por la cinta. Bien, sin más.

Con Nicole (“Queen” Kidman) me pasa algo parecido. No puedo decir que lo haga mal, porque la tía se deja el alma en dar credibilidad a su atormentado personaje (además reconozco que es una gran actriz y a mí me encanta), pero el abuso de prótesis, maquillaje y peluca para dotar de dramatismo al carácter en toda la parte del presente de la historia, a mí me sacan de la misma. No puedo evitar verla disfrazada, caracterizada, transformada y me chirría. El exceso de caracterización me impide ver de manera nítida el trabajo actoral. Seguro que lo borda, pero mis ojos se iban, no podía remediarlo, a la prótesis capilar.

En definitiva, un correcto, sin más, “thriller” que no recordaré como lo mejor del año en este género.

 

“70 Binladens” (Dir: Koldo Serra):

Con menos expectativas entraba a ver acto seguido y en sesión doble “70 Binladens” y es curioso que el efecto fue el contrario, ya que yendo como iba sin tanto entusiasmo, ésta la disfruté a tope. Se trata de un filme similar, salvando las distancias. En este caso también hablamos de un “thriller” y el personaje principal es también el de una mujer de mediana edad, marcada por su pasado, y que hará lo posible para sobrevivir en su presente y, de paso, poder saldar cuentas con el pasado. Hasta aquí casi igual. Pero a partir de ahí las diferencias: el “thriller” es español y no americano, la prota es Emma Suárez y no la Kidman, el tono tiende más a la comedia costumbrista que al drama intenso; y aquí intuyes que la prota lleva realmente en la acción una peluca desde el primer momento, lo cual te impide salirte de la historia porque el añadido de pelo forma parte natural de ella.

binladens2

       Nuestra “prota” es Raquel, una mujer desesperada por conseguir 35.000 dólares (los 70 “Binladens” del título; un “binladen” es como se conoce popularmente a los billetes de 500 euros, porque todo el mundo habla de ellos, pero nadie los ve). Los necesita en menos de 24 horas. Su última oportunidad la tiene en la última entidad bancaria que le falta por visitar. Y justo cuando están a punto de concedérselo, entran dos atracadores dispuestos a robar la sucursal y todo el plan se va al garete. A partir de ahí nuestra (anti)heroína hará lo que haga falta por conseguir su necesario dinero, aunque para ello tenga que saltarse todos los códigos establecidos.

Una película llena de suspense, con tintes dramáticos y mucha comedia, cuyo visionado recuerda al mejor Álex de la Iglesia (él no es el director, sino Koldo Serra, pero sí que produce). Entretenidísima, con unos actores en perfecta forma (desde Nathalie Poza, o Hugo Silva, como los atracadores, a esa genial pareja de investigadores que encarnan con mucho tino Daniel Pérez Prada y Bárbara Goenaga), con un guion inteligentísimo, lleno de giros y sorpresas, emocionante y divertido (yo solté hasta carcajadas en algún momento) y con un grandísimo personaje principal que Emma Suárez borda y hace creíble a pesar de su dificultad. Ingredientes suficientes para una notable cinta cuya calidad, créanme, bien vale una entrada.

Cine español con talento. Muy recomendable y hecho para que un gran público (yo espero que funcione muy bien en la taquilla) lo pueda disfrutar. Yo no me la perdería. No lo duden. Pasarán un buen rato. Yo, al menos, lo hice.

Un comentario sobre “Mujeres de armas tomar

  1. Volvemos con lo de siempre, las expectativas…
    Si alguien que sabes que puede dar un 8 te da un 7, mal
    Si alguien que sabes que puede dar un 6 te da un 7, bien
    🙂

    Y claro Nicole, es mucha Nicole, y eso que a mí no acaba de… no sé

    Pero bueno, acabaste la semana ‘MeToo’ jejeje
    En la semana del día del padre, te tocará cine familiar?
    😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s